Bicicleta eléctrica de montaña

Bicicletas Eléctricas de Segunda Mano

Tomar la decisión de comprar cualquier artículo de segunda mano no fácil, muchos menos si se trata de un vehículo como una bicicleta eléctrica segunda mano, que puede tener muy buen aspecto y no garantizar una buena calidad o la calidad esperada cuando se acaba de comprar algo.

Sin embargo, no todo es malo cuando adquieres una bicicleta eléctrica de segunda mano, puede ser que se adquiera un producto de excelente calidad en cuanto a componentes y marca, a un precio muy bajo en comparación con los que ofrece el mercado, y para los que no es posible adquirir un modelo de  la nueva serie o el nuevo catalogo, comprar una bicicleta de segunda mano resulta una  opción aceptable.

Por supuesto que al adquirir una bicicleta de segunda mano hay que tener algunas consideraciones en cuenta, no todo lo que brilla oro. Por eso hemos decidido traer algunos aspectos de importancia, que permitan tomar una buena decisión en la compra a realizar o  tomar otras decisiones que puedan ampliar las expectativas en cuanto la adquisición de una bicicleta eléctrica de segunda mano.

¿Qué tener en cuenta al momento de comprar una bicicleta eléctrica de segunda mano?

Comprar una bicicleta eléctrica de segunda mano puede tener sus ventajas, pero también muchas desventajas que a primera vista podrían quedar camufladas por las expectativas y el deseo de obtener un nuevo vehículo, que solucione los recorridos diarios.

 Hay que tener en cuenta que no es lo mismo comprar una bicicleta de segunda mano eléctrica  que una bicicleta de segunda mano tradicional, por ello se debe tomar en cuenta lo siguiente antes de tomar una decisión definitiva. ¡No es lo mismo tener que sustituir una cámara de aire, que un motor!

¿Qué tiempo tiene?

El tiempo o la antigüedad de la bicicleta de segunda mano es uno de los puntos más importantes a tomar en  cuenta, hay que recordar que se está adquiriendo un producto nuevo para el comprador, pero quizás muy viejo para el vendedor.

La idea no es hacer una inversión en una bicicleta eléctrica de segunda mano  que no puede garantizar los mínimos detalles para el traslado del nuevo usuario. Por ejemplo cuando se habla de una bicicleta eléctrica segunda mano que ya cuenta con dos o tres años de antigüedad, así se encuentre estéticamente en perfecto estado, hay que saber que el motor eléctrico es posible que tenga algún deterioro que a simple vista no se puede detectar.

Probar motor

Por ello siempre es recomendable antes de comprar una bicicleta eléctrica segunda mano, hacer una primera prueba con el vehículo encendido, de manera que el motor trabaje y se puedan detectar los diferentes sonidos que tiene, si hace mucho ruido o si no hace nada de ruidos.

Para aclarar este punto, se debe saber que los motores eléctricos de corriente continua, que son los usados en las bicicletas eléctricas, son silenciosos pero al encender se puede escuchar un zumbido que les caracteriza y que se mantiene durante todo el funcionamiento, no importa si son de escobilla o tipo Brushless.

Verificar cableado

Comprobar que el cableado se encuentre en buenas condiciones es fundamental antes de comprar una bicicleta eléctrica de segunda mano, ya que el flujo de corriente es fundamental para que todos los componentes trabajen al punto.  

En este caso los cables no deben estar flojos, ni rotos, ni desgastados o comidos. La idea es verificar cada uno de manera individual, así que la prueba antes de adquirir una bicicleta eléctrica segunda mano debe hacer con calma, nada de carreras y de llevarse la más bonita la primera.


La batería

La batería es uno de los componentes más importantes de cualquier vehículo. Sin esta, el motor simplemente no puede funcionar.

Primero que nada hay que saber que las baterías sin importar el modelo, el año, la marca o el tipo, cuentan con una serie de ciclos de carga, que con cada recarga se van consumiendo. Por ello si se habla de bicicletas de segunda mano eléctricas, en donde seguramente ya tendrá algunos kilómetros recorridos, la batería ya tendrá un desgaste previo.

¿Cuánto dura la batería?

Por ejemplo las baterías de litio de tipo estándar cuentan con aproximadamente 1000 ciclos de carga, con cada recarga estos se van acabando.

En el caso de las  de plomo, los números de ciclos de recarga disminuyen practicante a la mitad, es decir que una batería de plomo de paquete por lo general no tienen más de unos 600 ciclos de carga.  Por ello es que las más utilizadas son las de litio, además son más ligeras y menos contaminantes.

¿Qué sucede si se acaban los ciclos?

Al acabarse por completo la batería debe ser descartada y sustituida por una nueva.  Como dato importante, la batería es una de las partes de una bicicleta eléctrica de segunda mano o nueva que tiene más coste en el mercado, por lo que antes de comprar bicicletas de segunda mano eléctricas hay que estar seguro del recorrido aproximado que ha tenido, si cuenta con un odómetro (dispositivo para medir distancias) mucho mejor, de manera que se pueda calcular aproximadamente la vida de la batería.

También se debe  preguntar el tiempo que la bicicleta eléctrica lleva guardada sin uso, ya que las baterías sin uso regular también suelen  deteriorarse acortando su vida útil.

La batería es un punto casi decisorio en la compra, ya que hay que evaluar bien si sale mejor adquirir una bicicleta eléctrica de segunda mano en donde se tenga que comprar una batería nueva, o comprar una bicicleta eléctrica barata, pero con la batería nueva de paquete  o si se tiene una tradicional convertirla en una eléctrica. ¡También es una opción!

¿Cómo se saben los ciclos consumidos?

Hacer dicho cálculo no es tan complicado. Por ejemplo si se trata de una bicicleta con una autonomía de 45 Km máximo,  hay que dividir los kilómetros que el propietario o el odómetro han indicado entre los de autonomía, si son 2500 km, estos se dividen entre 45 km = 55.5 km, los cuales redondeamos a 56 ciclos de carga que han sido consumidos aproximadamente.

Con este valor lo que se hace es tener conocimiento que la batería no ofrecerá la autonomía que el modelo hace referencia, es decir ya  los 45 km de autonomía no valen, son ciclos que simplemente no se recuperan, la vida útil de la batería se ha visto disminuida y posiblemente habrá que cambiarla, lo que supondría un 30 % o 40 %  aproximadamente del valor de una bici eléctrica de paquete. ¡Pone a pensar no!

Papeleo de la bicicleta de segunda mano eléctrica

Un punto que no puede pasarse por alto, a pesar de que sea una bicicleta eléctrica de segunda mano, lo ideal es que el propietario tenga todos sus papeles guardados y en buen estado. ¿Qué papeles? facturas de compra, garantía (así ya haya acabado), seguro (si tiene o tuvo).

Comprar una bicicleta eléctrica segunda mano tiene ciertos riesgos si no se realiza en una venta de bicicletas eléctricas de segunda mano que tenga cierto reconocimiento y que pueda dar fe que el artículo está en regla.

¿Riesgos porque? De vivos está lleno el mundo,  y son muchos los artículos de segunda mano que son adquiridos  luego de hurto. No debe ser nada agradable hacer una inversión en una bicicleta de segunda mano eléctrica y luego enterarse que ha sido robada a alguien más. Por eso muchas veces se recomienda adquirir mejor una bicicleta eléctrica barata pero nueva, que una bicicleta eléctrica de segunda mano.


Precios de bicicletas eléctricas de segunda mano

Los precios de bicicletas eléctricas de segunda mano son bastante subjetivos,  este dependerá en gran parte del vendedor o la venta de bicicletas eléctricas segunda mano. Además la marca y los componentes que tenga  al igual que en una bicicleta nueva se toman en cuenta.

El modelo, el uso y el año de la bicicleta eléctrica segunda mano también se toman en cuenta antes de fijar un coste, no es el mismo adquirir bicicletas eléctricas plegables de segunda mano que bicicletas eléctricas de montaña segunda mano. En fin todo dependerá de las expectativas que el vendedor tenga, pudiendo ir desde los 300 hasta los 1000-2000 euros o más.

Muchas veces es preferible analizar bien la compra, puede ser preferible hacer un  poquito de esfuerzo y comprar una bici eléctrica económica que una bicicleta de segunda mano eléctrica.

Por eso hemos decidido trae una lista con algunos modelos de bicicletas eléctricas a un precio accesible, que posiblemente resulten mejor opción que adquirir una bicicleta eléctrica segunda mano.

Nilox 30NXEB140V003 Bicicleta Eléctrica

Se trata de una bicicleta eléctrica plegable marca Nilox, en talla única especial para adultos. Es un modelo unisex que se presenta en un clásico color blanco, con un diseño ergonómico que garantiza la comodidad en los recorridos, tiene un peso de tan solo 25 Kg y puede soportar hasta 100 Kg de carga.

El modelo de pedaleo asistido perfecto para el transporte urbano. Ha sido equipada con un motor de 250W que garantiza una velocidad máxima de 25 km/, lo establecido por la ley.  Este se acompaña de una batería de 36 V de Ah de la marca LG. La cual tiene un sistema de fácil extracción, que facilita la recarga en cualquier lugar. Su carga completa se obtiene en un tiempo de 3 horas.

Esta bicicleta cuenta con unas ruedas de 20 pulgadas con cubierta resistente. Unos frenos de tipo V-Brake en ambas ruedas. Además tiene un sillín de color negro con diseño ergonómico que asegura el confort del ciclista. Como accesorio cuenta con un porta equipaje en la parte de atrás.

No es una bicicleta eléctrica de segunda mano pero puede conseguirse en sitios como Amazon por un precio de 385 euros, un precio accesible si se toma en cuenta la calidad y seguridad que todos sus componentes se encuentran nuevos y en perfecto estado.

Mini E-Bike Ciclo Plegable 350W 12” Zeeclo Negro

Esta e-bike de la marca Zeeclo no es una bicicleta como tal, ya que no tiene pedales, pero entre tantos gustos puede ser una opción.

Se trata de un modelo compacto con un cuadro de aluminio bastante ligero,  con diseño ergonómico y sofisticado en color negro. Ha sido equipado con unas ruedas de 12 pulgadas y tiene un peso de tan solo 14 Kg y soporta un peso de carga de hasta 100 Kg. Cuenta con frenos de disco y tres velocidades.  Es perfecto para recorridos cortos y placenteros.

Puede ser conseguido en el mercado con un precio de  299 euros. Entre gustos y colores, puede resultar una excelente opción antes de una bicicleta de segunda mano eléctrica.

Bicicleta eléctrica Inmotion E-Bike P1F

https://sgfm.elcorteingles.es/SGFM/dctm/MEDIA03/201707/13/00189060006981____3__1200x1200.jpg

Esta bicicleta eléctrica plegable presenta un diseño bastante sofisticado y atractivo a la vista. Se presenta en una combinación de colores negro y dorado. Es un modelo pequeño y compacto de 12,5 Kg, con unas medidas completas de 906 x 956 x 480 cm, ideal para plegar y llevar en la maleta del coche de ser necesario o cargarlo en la mano si se tiene que caminar.

Esta bicicleta eléctricas cuenta con un motor de 350W, que se combina con una batería de 36 V con 8.8 Ah, la cual requiere de una carga completa de 6 horas para su correcto funcionamiento. Para proporcionar una velocidad de hasta 30 Km por hora, con una autonomía de 20 Kilómetros. Además cuenta con discos de disco dobles y con luces frontales y traseras como se indican en la ley, la delantera blanca y la trasera roja.

Por si fuera poco cuenta con un puerto USB que le permite al usuario conectarse con dispositivos móviles y aplicaciones.

El precio en el mercado de esta bicicleta eléctrica ronda los 499 euros, con lo que se puede notar una excelente relación calidad-precio.

Existen modelos de bicicletas eléctricas, bastante accesibles en el mercado. Sion embargo, si se opta por la compra de una bicicleta eléctrica de segunda mano se recomienda dirigirse a una venta de bicicletas eléctricas de segunda mano  que tenga algo de reconocimiento en el mercado.

Danos tu opinión

Ebikes Norauto

Próxima entrada

Bicicletas eléctricas Norauto ...